Las principales plagas de verano, ¿cómo prevenirlas?

plagas-de-verano-como-prevenirlas-sixsa

Las principales plagas de verano, ¿cómo prevenirlas?

Con la llegada del verano, el calor propicia la proliferación de insectos y bacterias. Aunque muchos son inofensivos, algunas plagas de verano pueden transmitir enfermedades, acarrear molestias o contaminar los alimentos.

Sufrir una plaga es muy común en verano. ¿Por qué? En la época estival se dan las condiciones propicias para la proliferación y reproducción de pequeños insectos y bacterias. El aumento de las temperaturas, la abundancia de alimento y el aumento de los viajes y tráfico, hacen que la presencia de una plaga sea más fácil que durante el invierno.

Las principales plagas del verano son las causadas por insectos. En verano es habitual sufrir una invasión de mosquitos, cucarachashormigas o moscas tanto en los hogares y casas particulares como en espacios públicos, establecimientos hosteleros u oficinas. Asimismo también aumentaron durante los últimos años las probabilidades de sufrir una plaga de chinches de cama, debido al turismo y al movimiento de personas propias de esta temporada. Sin olvidarnos de los roedores y las aves.

Además del susto, del miedo y de las molestias ocasionadas por sufrir una plaga, también se trata de un problema sanitario. Las plagas son foco de transmisión de enfermedades y contaminación de alimentos. Además de conllevar daños materiales o económicos.

 

¿Cuáles son las plagas más habituales en verano?

 

Cucarachas

Es sin duda una de las más molestas en la época estival. Una vez que aparecen hay que detectarlas y controlarlas de inmediato, pues se reproducen con facilidad. Además de transmitir enfermedades como la salmonelosis o la disentería, en el sector hostelero las vigilan con lupa. Demuestran falta de higiene, y si un cliente ve una, posiblemente no vuelva más a ese establecimiento.

Al reproducirse con facilidad, requiere un servicio de fumigación profesional. Les gusta la basura y la humedad, y se ven más por la noche. Entre otras enfermedades transmiten la salmonelosis o el E. Coli, las cuales si no se tratan adecuadamente pueden llegar a ser muy graves.

Mosquitos

Es uno de los insectos más temidos en las noches de verano, sobre todo, en zonas húmedas cercanas a ríos. Los más habituales son el mosquito trompetero y el mosquito tigre, extendiéndose este en los últimos años en el Mediterráneo y Valle del Ebro. Procedente de Asia Oriental, el mosquito tigre se caracteriza por su mayor tamaño y tener una picadura muy dolorosa. Además, puede transmitir enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla.

Los mosquitos se vuelven muy molestos durante las calurosas noches de verano, ya que entre su zumbido y las picaduras apenas nos dejan dormir.

Moscas

Las moscas son uno de los compañeros frecuentes durante el verano en los hogares. Resultan muy molestas, ya que no solo deterioran alimentos, sino que son un foco de enfermedades al estar en contacto continuo con lugares llenos de gérmenes y bacterias. Cada vez que una mosca aterriza, se desprende de miles de microbios. Si una mosca cae en alimentos o utensilios, los usuarios pueden ingerir gérmenes que pueden desencadenar enfermedades graves como diarrea, intoxicación alimentaria, meningitis e infecciones del torrente sanguíneo.

La mosca negra. Este insecto se está dejando notar un poco más cada verano. Su picadura dolorosa y duradera está causando alarma entre la población. Aunque se pueden ver en toda la geografía española, Aragón y la cuenca del Ebro lo sufren con mayor intensidad.

Avispas

Son quizá los invitados menos deseados en nuestras piscinas. Fáciles de reconocer por su color amarillento, suelen estar junto al agua o sobrevolando flores y plantas. Los alérgicos deben tener mucho cuidado con su picadura, ya que aunque en contados casos, puede llegar a ser mortal.

Ratas y ratones

Aunque no son insectos, también es una plaga de verano que debemos tener bien controlada. En verano se reproducen rápidamente y pueden hacer acto de presencia en viviendas. Son potenciales transmisores de enfermedades causadas por los microorganismos que transportan como la peste bubónica, el virus Hanta, la salmonelosis o la leptospirosis. La Rata Común y la Rata Negra son las más frecuentes.

Hormigas

Hay catalogadas más de 15.000 especies de hormigas, pero en España las más comunes son la hormiga argentina y la hormiga negra o de jardín. Aunque no es transmisora de enfermedades, resulta una amenaza para la hostelería dada su predilección por los alimentos secos almacenados.

 

Algunas medidas básicas de prevención

Agua, calor y comida es una combinación explosiva para la proliferación de las plagas. Por lo que las principales medidas de prevención son evitar que confluya esta situación:

  • Limpiar los restos de comida de mesas y encimeras
  • Cerrar bien las bolsas y cubos de basura
  • Ventilar bien los espacios
  • Sellar grietas en el entorno de desagües de lavabos y fregaderos
  • Evitar el agua estancada

 

¿Qué hacer en caso de sufrir una de estas plagas?

Si detectamos una plaga en nuestra casa o negocio particular lo más sensato es pedir ayuda profesional, ya que atajar el problema con medios domésticos no soluciona por completo el problema. Por tanto, es fundamental contratar los servicios de una empresa especialista en gestión y control de plagas, como siXsa, de forma que se aseguren medidas preventivas de calidad que acaben de raíz con el problema.

Puede contactarnos a través del apartado contacto de nuestra web o llamando directamente a los teléfonos 925 971 220605 918 771.

 



Abrir chat
Contacta con nosotros a través de WhatsApp y nuestros técnicos le asesorarán